VOLVIENDO A MODO NEANDERTHAL

Todos quedamos conmocionado por el desenlace de la corta vida que tuvo la niña Jimenita, a quien apagaron sus días de la manera más horrorosa.

A raíz de este hecho, comienza avivarse la instauración de la pena de muerte en el país, una figura imposible legal y constitucionalmente. Por ahora se ve inviable restablecer la pena de muerte para violadores, por los convenios internacionales vinculantes que tiene el Estado peruano, sin embargo, el tema será discutido en el parlamento de la república. 

Estas discusiones y debates, tendrán su propia dinámica, pero algo debe hacerse hoy, no mañana. Hoy.

El hoy, significa trabajar mejor para la integridad familiar entre padres e hijos  y viceversa. Los hermanos deben también mejorar sus puentes de comunicación, no importante las edades que puedan tener.  

En las aulas, la labor docente debe considerar como un tema transversal, la educación sexual sin  tabúes. que los alumnos desde el primer grado, conozcan aspectos elementales de una educación sexual sana, como parte de su desarrollo formativo. Paralelamente, debe fomentarse prácticas orientadas a despejar la mente con una mejor salud mental.

Comencemos este proceso, para tener menos casos de violación (ojalá nunca más). Asimismo, para que  los casos de agresión familiar sean disminuidos  a su mínima expresión. La solución está en el seno familiar, los padres debemos educar con el ejemplo. Necesitamos enfrentar este tema, de modo general, integral.

Sentimos que el mundo está cada vez deshumanizándose, en algunos casos,  involucionando volviendo a modo neanderthal, recordemos que estos hombres solían dormir con sus cadáveres. (ese fue el testimonio que relató el monstruo que violó y asesinó a la niña Jimenita de 11 año).   

Desesperante, el mundo disfruta plenamente el siglo XXI con  todos los avances científicos y tecnológicos, pero hay quienes todavía viven a modo neanderthal. 

Una contradicción, verdad?

 

Facebook Comments
Comparte esta noticia:
0