¿SE ACUERDAN DE ALEJANDRO UNZUETA Y ROSA YAZAGA EN LA ERA GHILARDI?…FUERON SENTENCIADOS

La Primera Fiscalía Superior Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, que dirige en Dr. Jorge Temple Temple, logró la sentencia  condenatoria de seis años de pena privativa de la libertad contra Rosa Arminda Yzaga Leyton, en su condición de coautora del delito  de Peculado Doloso en agravio del Gobierno Regional de Ancash.

El Fiscal Adjunto Superior, Yoel Valverde Silva, fue el encargo de defender la tesis imputativa del Ministerio Público, quién logró demostrar ante la Sala Superior, que la sentenciada Yzaga Leyton, en contubernio con el Ex Gerente General del Gobierno Regional de Ancash, Alejandro Unzueta Accinelli, lograron apropiarse cuantiosas sumas de dinero, bajo la modalidad de contratación de empresas, que terminaron ser prestadoras de servicios fantasmas.

Así mismo, el año 2003, cuando la Ciudad de Huaraz fue declarada en emergencia, debido a los riesgos de un posible desborde de la laguna Palcacocha, el Gobierno Regional destinó la suma de 100 mil soles para afrontar la referida emergencia, aprovechando dicho dinero los Co-Acusados se apropiaron de la suma de s/70.300.35 soles.

Cabe destacar que el proceso judicial en contra del Ex Gerente General del Gobierno Regional de Ancash, Alejandro Unzueta Accinelli, se encuentra en reserva debido a que el imputado se encuentra como no habido, siendo declarado reo contumaz.

LO QUE DECLARÓ UNZUETA

El año 2003 Unzueta declaró sobre los hechos de corrupción en los que sería corresponsable con el presidente regional Freddy Ghilardi Alvarez. 
“Hubo varias entregas de dinero al presidente (Ghilardi), no recuerdo cuántas fueron ni por qué montos”, admitió Unzueta con absoluta frialdad, explicando que al inicio de la gestión, entre enero y febrero, trató de ser flexible ante el desorden administrativo heredado del CTAR-Ancash. 
Con las copias de 31 comprobantes de entrega de dinero y depósitos en cuentas bancarias de Ghilardi, familiares y otras personas -realizados entre el 2 de enero y el 2 de abril de este año-, Unzueta afirmó que al principio pensó que el presidente regional le pedía hacer estas transacciones de buena fe y sin conocer los procedimientos en la administración pública.

Por supuesto, Unzueta afirma que todos estos depósitos, ascendentes a 88 mil 144 soles, fueron hechos con dinero del gobierno regional de Ancash. En muchos casos se trató de depósitos por viáticos, que -afirmó- no fueron regularizados hasta que él renunció a su puesto el 8 de abril. 
Los depósitos van desde un monto de 400 soles hasta 30 mil soles. Ghilardi y Unzueta afirman que el último abono -casi por el total del flujo de la caja chica– se hizo una sola vez, como adelanto del sueldo del presidente regional. Unzueta, sin embargo, declaró que el extorno no fue regularizado hasta su salida del puesto. 
Un documento que el ex funcionario no llevó a la Comisión de Fiscalización, presidida por el parlamentario Javier Velásquez Quesquén (APRA), es el registro de todos los movimientos que se hicieron con cargo a la caja chica de la institución. 

100 MIL SOLES
De otra parte, Unzueta fue ampliamente interrogado acerca del destino de los 100 mil soles que el Ministerio de Economía otorgó al gobierno regional con la calificación de “emergencia”, a fin de cubrir los costos de las obras de prevención frente a desastres naturales. 

El ex gerente se defendió con dos graves acusaciones. Primero, explicó que los vales provisionales que suman casi 70 mil soles con cargo al Fondo de Emergencia, que llevan su firma, fueron fraguados. En segundo lugar, sostuvo que el peritaje judicial que lo sindica como responsable del festín se llevó a cabo sin haberle notificado.

Facebook Comments
Comparte esta noticia:
0