ASÍ QUEDÓ EL “CANAL WECROCOCHA”, EL PROYECTO QUE SE TUMBÓ AL FISCAL JORGE TEMPLE Y EMPRESARIOS

Una obra que debió solucionar, el problema del déficit de agua para riego, terminó siendo una estafa y robo al Estado. Pero no solo eso, todo lo que comienza mal, termina mal.  Esta obra inconclusa, no solamente dejó sin agua a los habitantes  de varios distritos en la provincia de Mariscal Luzuriaga, sino también, se traerá abajo al propio presidente de la junta de fiscales Jorge Luis Temple Temple.

Precisamente, hace 10 días, el fiscal Yoel Valverde Silva, lo denunció en “Panorama” de panamericana televisión, de haberle presionado para varias el tipo penal y de esa manera favorecer a los imputados. A partir de allí, el tema copó la agenda regional.  

El tema gira en torno a la obra  N° 015-2007 del Gobierno Regional de Ancash en el periodo de César Álvarez Aguilar, correspondiente al “Mejoramiento del Canal de Riego Wecrococha – Pochgoj – Lucma – Llumpa – Mariscal Luzuriaga – Ancash”, celebrado con el Consorcio Wecrococha, con la finalidad de ejecutar la obra en referencia, por el importe de 4 millones 190 mil soles, por un plazo de 210 días calendarios.

¿Cómo se encuentra esta obra?

Las imagenes mostradas, a través de la cuenta de facebook del gobernador de Taricá – Huaraz, Ivan Norabuena, muestran el grado de vil estafa que los empresarios incurrieron. 

El Canal Wecrococha, no fue mejorada ni rehabilitada, más por el contrario, les perjudicó enormemente, porque el canal existente, fue dañado y destruido, por la empresa contratista. En todo el recorrido, se pueden apreciar tubos abandonados, estructuras de fierro para el concreto que nunca se hizo.

Hasta la actualidad y pese al tiempo transcurrido, todavía se puede hallar más de 200 bolsas de cemento en el almacén. 

El proyecto en referencia, que debió unir a varios distritos, solo les trajo problemas para sus cultivos y la agricultura, pues ahora se siembra menos que hace 9 años,  cuando llegaron los empresarios, para trabajar la obra.

Durante el proceso judicial, se demostró que el Comité Especial de Licitación, conformado por  Dirsse Valverde Varas, Carlos Oswaldo Huerta Gutierrez y César López Alayo favorecieron abiertamente al consorcio “Wecrococha”, motivo por el cual, fueron sentenciados en el año 2017 por el delito contra la Administración Pública en la modalidad de Peculado Doloso por Apropiación, en agravio del Estado.

Lo cierto, es que la obra solo tiene un avance cercano al 1%, pero los empresarios lograron cobrar 3 millones 550 mil soles aproximadamente. ¿Cómo así? ¿quién dio el visto bueno para que el gobierno regional pague esa cantidad?. 

Facebook Comments
Comparte esta noticia:
0