SIHUAS, RONDEROS QUEMAN EXPEDIENTES Y BIENES DE LA FISCALÍA Y JUZGADO PROVINCIAL

Descontrol e indignación total. Sihuas fue esta mañana, escenario de la más descontrolada arremetida de los ronderos de Ragash, San Juan de Chullín, Huayllabamba y otras organizaciones, quienes lograron romper el cerco policial, para ingresar a los locales del Ministerio Público y Poder Judicial, para quemar expedientes y bienes de ambas entidades de justicia.

La movilización se inició aproximadamente a las 10 de la mañana y bajo el grito de “Ronderos unidos, jamás serán vencidos” llegaron hasta la Plaza Independencia de Sihuas. Procedieron a instalar un equipo de sonido y manifestarse los motivos del por qué la movilización, lo hacían por segunda vez. Hace algunas semanas atrás, se realizó otra movilización, por la caso del asesinato del joven Eloy Cuevas, un crimen no resuelto.

Procesos congelados, asesinatos, abigeatos y violaciones no sancionadas, tampoco investigadas hasta la profundidad, fueron los motivos que colmaron la paciencia de los ronderos.

Una vez iniciado el plantón, convocaron a las autoridades de la fiscalía mixta de Sihuas, con la finalidad de exponer ante los ronderos, los trabajos que vienen realizando, así como las interrogantes de la numerosa población. Los convocados, no quisieron exponer su integridad y optaron por no presentarse. Sus oficinas fueron cerradas y los trabajadores buscaron también su seguridad.

Los dirigentes,  eligieron varias comisiones, para visitar las dependencias públicas en mención, pero retornaron con una respuesta; “no están”. 

Ello, al parecer, indignó a la masa, que en forma descontrolada, se dirigió al puesto policial de Sihuas, buscando a las autoridades de la fiscalía y juzgado mixto, ya que, había rumores que se encontraban protegidos por la autoridad policial.

Ese fue el inicio de los enfrentamientos. Los mujeres tomaron la iniciativa y se dirigieron con palos al puesto policial y encontraron un cordón policial. Fueron momentos de griteríos, choque de posiciones, las mujeres intentado ingresar al local policial y los agentes evitándolo. Finalmente, la masa femenina entró al local y buscó alguna autoridad y no encontró a nadie.

Fue entonces,cuando una voz dijo”vamos a la fiscalía” y todos a una sola voz, fueron al lugar y con una piedra rompieron la puerta para ingresar la masa de ronderos. Desde el interior, segundo y tercer piso comenzaron arrojar expedientes, muebles de oficina, computadoras. Lo mismo ocurrió en el local del juzgado provincial. 

 

Facebook Comments
Comparte esta noticia:
0