KEIKO EN EL ENCIERRO, ¿QUÉ LECCIONES PODEMOS EXTRAER?

“Maestra vida camará, te da y te quita, te quita y te da” cantaba el doctor Ruben Blades en su inmortal tema Maestra Vida. Es que la vida es así, hoy puedes estar arriba, mas tarde o mañana, abajo.

Keiko Fujimori lo tuvo todo, besó el cielo con olor a multitud y le faltó poco para lograr la primera magistratura del país, si ello hubiera ocurrido, los temas que hoy se ventilan a nivel de MP y PJ hubieran quedado allí, solo en las redacciones periodísticas, como sucedió en historia más reciente del país, desde el 80 con Belaúnde, García, el decenio de Fujimori, Toledo, otra vez García, Ollanta y Kuczyinski.

El desenlace del caso Keiko, debe servirnos a todos, gobernantes y gobernados, para no caer en las tentaciones de Poder, para no terminar con grilletes camino a la mazmorra.

En el plano del liderazgo político, entender que cuando se es líder, debe obrarse con absoluta transparencia y honradez en todos nuestros actos. Construir liderazgo en base a valores, el buen proceder. Lo malo puede durar décadas, pero finalmente termina por caerse abajo. El fiscal Pedro Gonzalo Chávarry debe ser el primero en asimilar este mensaje. Debe irse, cada día que transcurre y él en el sillón, es un daño que le hace al Ministerio Público y al país. Por las buenas o las malas, deberá marcharse. Está arrinconado y sin escapatoria en su laberinto, es cuestión de tiempo. 

Las lecciones en el caso Keiko, también pueden aplicarse perfectamente a los próximos concejos municipales y consejo regional. Nadie imaginó que la mayoría aplastante que logró el fujimorismo, termine así, debilitada, enlodada en la más detestable corrupción y espantosa desaprobación del pueblo. Las mayorías no deben abusar de esa condición, ni mucho menos actuar defendiendo sus intereses particulares, antes que cumplir tareas que les corresponde. 

La experiencia Keiko, también nos enseña que el factor dinero no debe ser el objetivo de las autoridades. Si el gobernador regional, los consejeros, así como alcaldes y regidores, buscan llegar el poder para “hacer plata”, mejor que lo piensen dos veces, para no terminar sentado, en el banquillo escuchando sus sentencias. ¿Quién le ordenó gestionar dinero de la transnacional Odebrecht?. Aquí no hay persecución política, lo que hay, es corrupción y el sucio dinero que subvencionó la campaña de Fuerza Popular. 

Hemos visto también, un hecho real y objetivo, el sufrimiento de la familia, así como sucedió con Nadie Heredia y Ollanta; los hijos. Ellos que nada tienen que ver en esta enredadera judicial, terminan siendo lastimados, cuando no ven a mamá o papá en la mesa. Antes de cometer sus fechorías, piensen en los hijos, la familia. 

Luego de haberse dictado la sentencia de prisión preventiva contra la hija mayor de Fujimori, se escuchaba decir que deben caer también “los otros”. Claro, no hace falta mayor análisis para saber quiénes son, (AG, AT, PPK y los que siguen…).

El Fujimorismo desde su incursión en la política partidaria en las elecciones del 90, trajo entre su vientre, viejas prácticas, vicios políticos y afán desmedido de coger el Poder, recordemos que el papá Fujimori tenía un proyecto político de gobernar por lo menos 25 años el Perú.  Muchas lecciones y moralejas que podemos encontrar en el caso Fujimori.

¿Para usted, qué otras lecciones se puede extraer de este caso?

Facebook Comments
Comparte esta noticia:
0