SEGUNDO LUGAR, EN CORRUPCIÓN

TRISTE RÉCORD.  Las fortalezas de nuestra región, no tienen comparación, con otras regiones del país, por la gran biodiversidad que poseemos. Ello, en el plano natural, geográfico. 

Sin embargo, en cuanto a sus autoridades, no se puede decir lo mismo. Quienes pasaron por el sillón regional y municipalidades, nos enviaron al sótano de las estadísticas en casos de corrupción. Según revelaciones del presidente de la Corte Superior de Justicia de Ancash, ocupamos el segundo lugar en denuncias,  por casos de corrupción de funcionarios. Eso no nos alegra, por nada, al contrario, nos señala con el dedo acusador, que somos cual leprosos a nivel país. Nos quieren, pero de leijitos.

Ahora que iniciamos un nuevo camino para recorrer, con las nuevas administraciones regional y municipal,  se hace imprescindible, avanzar el el tema de la transparencia, honestidad y honradez en cada uno de nuestros actos. 

Felizmente para ello, percibimos el compromiso de las nuevas autoridades. Asimismo, vemos muy proactivos a entes del Estado, como la Contraloría General de la República, Defensoría del Pueblo y el propio Ministerio Público, amén de otras, como la Coordinadora de la Procuraduría Anticorrupción, pero se requiere más.

Si a este esfuerzo nos sumamos como ciudadanos, individual u organizados en la sociedad civil, seguramente ayudaremos a  la limpieza que necesitan nuestras instituciones. Los alcaldes no podrán hacer de las suyas, como en años recientes, en el gobierno regional, de igual manera.

Es el año de la lucha contra la corrupción e impunidad, un nuevo amanecer a nivel de gobiernos regionales y locales, en los tiempos actuales, ya no debe haber espacio, para repetir los errores del pasado. La disyuntiva está meridianamente clara; o caminamos derecho o nos desviamos, pero con las consecuencias que todos sabemos

Facebook Comments
Comparte esta noticia:
0

Deja un comentario