VAN 60 DÍAS…

Se cumplen dos meses de las gestiones de las nuevas autoridades regionales y municipales. Un tiempo, todavía madrugador, para conocer cómo será la gestión de ellas. Sin embargo, encontramos algunos destellos,que nos permiten avizorar, el «estilo de gobierno» que exhiben en el sillón regional municipal.
A nivel regional, el gobernador regional le viene sacando provecho las buenas relaciones que existen con el ejecutivo. Es la única manera de asegurar el apoyo del gobierno central, para los proyectos tan importantes, sobre todo, para el cumplimiento de su propuesta bandera de campaña; el asfaltado de mil kilómetros de asfalto moderno y económico. Ahí está el tema del que Morillo no debe desprenderse.  Sobre el legislativo regional, todavía no se observa un trabajo de control político, fiscalización e iniciativas legislativas (Ordenanzas regionales).
En cuanto a la autoridad más próxima a los vecinos, como es el alcalde Rori Mautino, debió avocarse desde el arranque, a la solución de temas asfixiantes para la ciudad, como es el tema del tránsito. Para ello, reunirse con los transportistas, en forma individual o grupal, para escucharlos y de acuerdo a ello, diseñar la mejor estrategia. en 60 días no hubo una reunión formal y el tiempo se va dilatando.
En la Municipalidad de Independencia, la cosa se presenta muy tibia. El cambio recurrente de funcionarios que acompañan al alcalde Sánchez, invita a pensar que don Fidencio, ganó y no tuvo equipo  que garantice un buen gobierno. 
Van dos meses, los gobierno comienzan a acomodarse, pero tienen que hacerlo contra el tiempo. Seguramente cuando cumplan sus primeros 100 días, habrá mayor información, suelta e institucional, que nos permitan conocer de qué madera están hechos.
Facebook Comments
Comparte esta noticia:
0