YORLAN, GUERRERO POR SIEMPRE

Su historia y la de su madre, parecen extraídas de una novela, pero sucedió en la vida real.  No podríamos hablar de Yorlan Guerrero Pacush, sin hablar de «la otra mitad de su cuerpo», que significa el ser quien le dio la vida. 
Nació sin brazos ni piernas, debido al síndrome de tetraamelia  (enfermedad congénita con ausencia de las cuatro extremidades). Esas cosas inexplicables que tiene la naturaleza humana, le quitó las cuatro extremidades, sin embargo, no pudo arrebatarle los deseos de superación, ganas de triunfar en la vida y trascender como estudiante. 
Este muchachito natural del caserío de Tocash-distrito de Pueblo Libre -Caraz, Ingresó a la Universidad «Santiago Antúnez de Mayolo» de Huaraz en el examen de admisión 2019-I, en la modalidad extraordinario II. Este logro, no hubiera sido posible, sin la asistencia y apoyo de su señora madre, quien, desde que nació,  los trasladó  en infinidad de veces, desde su hogar,  hasta su centro de estudios y los diversos centros de salud y hospitales. Cuentan que lo hacía a veces en las espaldas o en los brazos, pero siempre junto a él. 
Yorlan,  hizo honor a su apellido, guerrero para enfrentar a la vida y sus obstáculos. Hoy, alumnos de la UNASAM lo seguirá haciendo. Esa es la ruta que tendrá que enfrentar, pero estamos seguros, que lo hará con toda la energía que irradia en él.  La recepción que recibió de parte de la comunidad universitaria, en la persona del rector Dr. Julio Poterico no fue para menos. Yorlan es un alumnos de lujo que tendrá la universidad nacional «Santiago Antúnez de Mayolo». 
Que este ejemplo, contagie a tantos jóvenes, que terminaron la secundaria y quedaron en el camino y tirando la toalla, so pretexto de que, no hay ayuda de los padres o por «falta de economía».  Todo lo contrario, ante la falta de apoyo de los padres o apoderados, debe aflorar mayores ganas de salir adelante, en busca del triunfo personal. Gracias Yorlan, por habernos demostrado, que no hay imposibles en la vida, siempre y cuando, tengamos los objetivos claros.
La UNASAM ganó a un  estudiante emblema y nosotros a un joven ejemplo de vida, guerrero por siempre, junto a  la autora de sus días.     

Facebook Comments
Comparte esta noticia:
0