POR CUARTA VEZ, DEJAN EN LIBERTAD BAJO COMPARECENCIA A DENNIS RODRÍGUEZ FIGUEROA «EL SOLY»

Nuevamente libre en las calles. Se cumplió la audiencia de solicitud de prisión preventiva contra Dennis Cristhian Rodríguez Figueroa, conocido como el «Soly», conocido robacasas por al prontuario que tiene en sus actos delictivos. Él fue capturado por el Serenazgo de la Municipalidad de Huaraz, el pasado jueves, cuando había roto los candados de un local comercial de propiedad de  Elizabeth María Minaya Guillén. la audiencia se cumplió esta mañana en el segundo juzgado penal de investigación preparatoria a cargo del juez Walter Agustín Jiménez Bacilio. El cargo, robo agravado con el el grado de tentativa.

La estrategia de Ministerio Público, fue que al imputado le es perfectamente aplicable la figura de «habitualidad» por ser reincidente en actos delictivos, mas aún, con los procesos penales que tiene pendiente por similares delitos, pero que se encuentran en curso. Es más, ahora mismo tiene otras restricciones y normas de conducta.

El abogado defensor del acusado, indicó que a su patrocinado no le es aplicable, la prisión preventiva, por cuanto, en el extremo de ser condenado, sería una pena de tres años, por lo que pidió se desestime el pedido fiscal.

El Ministerio Público, consciente de que por la cantidad de años que pueda merecer (tres años) optó por la reincidencia (habitualidad), por tratarse de  un sujeto peligroso en las calles.

En tanto, el juez Jiménez Bacilio, pareció tener una resolución contradictoria, por cuanto manifestó en los considerandos de su resolución, que el imputado no justificaba el arraigo domiciliario, tampoco familiar. «Cualquiera puede tener un arraigo domiciliario, inclusive el indigente, tampoco ha justificado que vive con su familia y sus hijos, tampoco su  se hace cargo económico y moral de los mismos».

Asimismo, el juez analizó el arraigo laboral, manifestando que si bien es cierto, que el imputado Dennis Cristhian Rodríguez Figueroa, tiene un trabajo conocido, como es la cerrajería y la fabricación de duplicado de llaves, pero también resulta cierto que este oficio, lo usa para cometer actos delictivos.

En otro momento de la audiencia, el imputado también intervino, para decir que se «encontraba arrepentido» de lo que había cometido. Una intervención lacónica.

Pese a estos razonamientos jurídicos, el juez Walter Agustín Jiménez Bacilio, declaró infundado el requerimiento fiscal y resolvió dejar en libertad al imputado y pague una caución de 900 soles en los próximos cinco días y firmar en el cuadernillo del juzgado cada 8 días, tampoco no ausentarse de la ciudad.

 

El Ministerio Público a través del fiscal Guillermo Lizarzaburu Palma, manifestó su contrariedad por la actuación del juez, indicando que el MP cumple su labor, pero en otras instancias le dan libertad a quienes ponen en vilo a la sociedad.   

Mañana amplia información en Primera Edición canal 13 next tv

Facebook Comments
Comparte esta noticia:
0

Deja un comentario