¿CUÁL FUE EL APORTE DE LA PASTORITA HUARASINA EN DEFENSA DE LOS DERECHOS CIVILES?

Hace 18 años, la mujer que en sus canciones interpretaba la realidad de nuestro país y hacía referencia a la libertad de las mujeres. Falleció. María Alvarado Trujillo, más conocida como Pastorita Huaracina, es considerada como una mujer que empoderó a cual fémina tenía a su lado, sin temor alguno.

La mujer, que fue reconocida a nivel mundial tenía, como sueño dorado que el Perú cambie, que sea grande, pero con justicia social, igualdad de derechos, educación, con trabajo, pero sobre todo con libertad, eso para ella era la ambición más grande en su vida.

Allá por los años 40, donde las mujeres ni siquiera tenían el derecho civil de cualquier ciudadano, el sufragio femenino, una ancashina, con una osadía peculiar nació -artísticamente-, Pastorita Huaracina que a través de sus canciones hablaba sobre las demandas sociales del Perú.

La folclórica nunca militó ningún partido político, pese a que tenía una actividad persistente con la sociedad del país. Además, buscaba defender y proclamar con orgullo nuestra raíces y así nos representaba a nivel mundial. Es por eso que su talento fue reconocido a nivel mundial e incluso fue catalogada como “estrella” en Corea del Norte.

Pastorita Huaracina se identificaba profundamente con el pueblo y con las marchas populares tanto es así que en uno de sus conciertos se oye a la cantautora referirse a las mineras, como aquello que extrae la riqueza para la grandeza del Perú, pero -para ella- sólo  unos cuantos eran los favorecidos. Esto antes que interprete su tema “Laguna de Patarcocha” un tema que data de los años 50 en donde se compara a una laguna que se seca por culpa de la minería “con un amor ingrato que se acaba por dinero”, decía.

¿Quién se iba a atrever a hablar sobre las mineras en ese tiempo?, María Alvarado Trujillo lo hacía y decía. Bastante capaz.

Para esa época hablar de un problema social, de los indígenas o empresas extranjeras que explotaban las riquezas del país, era osadía y ese valor fue reconocido y valorado luego de unos años aquí en el Perú.

Pastorita, nombre artístico que le acompañó por más de 59 años creando historias y sobre todo defendiendo a toda la mujer y poblador andino falleció en el 2001, con 70 años de vida.“¡Y Qué viva la Mujer Andina! Reina y señora de las punas frías. ¡Qué viva la Mujer Ancashina! ¡Qué vivan todas las mujeres serranas!, era el sentir de temeraria ancashina. 

(Cortesía: EXITOSA)

Facebook Comments
Comparte esta noticia: