LA ANARQUÍA Y EL HAMPA NO NOS PUEDEN GANAR

Cerremos filas autoridades y ciudadanía. El desorden y caos en las noches, sumado a la delincuencia no nos puede poner en jaque y menos aún apoderarse de un pequeño territorio llamado «El Barranquito». 

Una muerte más que enluta una familia, absurda por donde se le mire. Con el Fiscal Jhimy Barbosa Pinedo, se suma una estadística más, de muertes inútiles que nunca debieron suceder. En los últimos años, se han producido varias muertes, los más recientes, Alhí Yhordan Collas Dueñas, quien murió producto de una gresca producto del desmedido alcohol. Al autor de la muerte Christian Jimmy Oncoy Guerrero acaban de ampliarle de cinco a nueve años la sentencia.

Mucho antes, también hubo otra muerte, se trató de Ronal Junior Tahua Gomez fue en el año  2007 precisamente frente al escenario del crimen del fiscal Barbosa Pinedo.

Los asaltos y  agresiones son cada día en estos lugares. Los locales nocturnos atienden toda la noche y nadie pone orden en este tema. En la gestión del ex alcalde Lombardo Mautino no se adoptó mayores medidas para controlar el incremento de estos locales, es más, él mismo fue padrino de uno de esos locales. Su aporte estuvo en la dotación de la Unidad de Serenazgo, pero, para el control del comercio ambulatorio. 

Durante al administración Vladimir Meza Villarreal, hubo un sustancial avance con el «Plan Calabaza» con muchas debilidades, es cierto, pero se avanzó. Mucho más, con las cámaras de video vigilancia.  Quien le sucedió en el cargo, le importó un bledo y desactivó el «Plan Calabaza» , nunca estuvo en su agenda el tema. 

Es bueno mirar el pasado, para comprender el presente y proyectarnos al futuro. Es momento de que el alcalde Rori Mautino imponga la mano más severa e inflexible, dentro de sus competencias, para disponer a quienes correspondan, una revisión total de las licencias de funcionamiento de los centros de diversión nocturna, que bajo la fachada de supuestos nombres como «restaurantes y otros» le sacan la vuela a la norma y hacen de Huaraz tierra de nadie, tal como lo advirtió el Dr. Marco de la Cruz  Espejo en la conferencia de prensa institucional.

La pelota está en la cancha del terreno municipal, corresponde al ejecutivo edil,  realizar las coordinaciones con otras entidades públicas, como la SUNAT, Defensa Civil, Policía Nacional, Ministerio Público y Poder Judicial, para un trabajo conjunto. 

El hampa y el crimen no nos pueden ganar, eso ni pensarlo, pero debemos organizarnos como sociedad, para impedir que miserables sin una pizca de sensibilidad atenten contra nuestra población. Que no hayan más muertes, como la de Ronald Junior, Alhí  Collas Dueñas y lo sucedido ayer viernes con el fiscal Jhimy Barbosa. 

  

Facebook Comments
Comparte esta noticia:
error0