LOS 100 PRIMEROS DÍAS, MORILLO, MAUTINO, FIDENCIO.

Nos acercamos a los 100 primeros días de la gestión regional y local, provinciales y distritales. Los tres primeros meses, constituyen como la «primera clase del profesor».
Cuando un docente ingresa por primera vez a un salón, para el dictado de sus clases, la expectativa de los alumnos es grande. Los educandos, desean conocer el profesor, saber de qué madera esté hecho, cómo habla, cómo desarrolla su clase, cuál es su método de enseñanza, e inclusive su vestimenta. Luego de la primera clase, los alumnos conocen perfectamente, con qué clase de docente trabajarán el ciclo.
Esta misma analogía, se puede aplicar perfectamente al gobernador regional Juan Carlos Morillo y a los alcaldes más próximos, Huaraz e Independencia.
La pregunta salpica a quemarropa;  ¿están avocados a los temas transversales de fondo, o simplemente vienen administrando la crisis con medidas efectistas?
En el tema regional, JCM dio importantes pasos con el ejecutivo, las relaciones no podían ser mejores, como en el tema de las vías, pero falta concretizarlos en hechos mucho más palpables. El gobernante regional, debe poner la agenda a regional, movilizar alcaldes provinciales, distritales, ahora mucho mejor con el tema de las lluvias. Tiene allí a las direcciones regionales que deben ser el alma al inicio de su gestión, Transportes y Comunicaciones, Agricultura, Salud y Educación. A decir verdad,no le están ayudando mucho. Casi nada, sobre todo salud y educación. Muy precario el aporte. 
Lamentablemente, todo lo que pudo haber avanzado, se vio salpicado con la denuncia periodística de Cuarto Poder, que debe merecer una respuesta y debe ser coherente y absolutamente transparente. Debe hacerlo, de lo contrario abonará una suerte de dudas sobre su transparencia.
En el caso de Huaraz, el tema es mucho más clamorosa. En el alcalde Rori Mautino se ve «más de lo mismo» simple continuismo. ¿usted ve algo nuevo?.  Huaraz desea escuchar acciones integrales en el tema del tránsito, comercio ambulatorio, ordenamiento de la ciudad y nuevos proyectos, como por ejemplo, el tratamiento integral de la Plaza de Armas, algún proyecto de modernización en el puente Quillcay, plan de apertura de vías etc, etc.  Tal parece que no hay nada de ello en la agenda municipal.
En Independencia, tampoco se oye nada. Continúa siendo cola de ratón y no, cabeza de león, con respecto a la gestión provincial. El alcalde Fidencio Sánchez, también está obligado a entregarnos una hoja de ruta, para el presente año y los tres que le resta. Aquí también hay temas de fondo, como la apertura definitiva de la avenida Confraternidad Internacional Este, ¿qué será de la avenida Centenario?. 
Vamos por los 100 primeros días, cuidado, a poner las barbas en remojo. 
Facebook Comments
Comparte esta noticia:
error0