MORILLO, EL GRAN AUSENTE

Tiempos difíciles.  Vivimos un contexto extremadamente preocupante. Lo que parecía lejano hasta hace algunas semanas, hoy, este terrible virus toca nuestra puerta y amenaza con ingresar afectando a nuestras familias,  infectándolas.

Hay que entender que se trata de un virus silencioso, pero letal. 

A nivel nacional, el presidente Vizcarra viene liderando la lucha contra el COVID-19 para evitar que se expanda y ataque mucho más.  Precisamente esta mañana, hizo un llamado a todos los subniveles de gobierno, para que también se sumen con mayor resolución y firmeza. Muy pocos gobernadores regionales lo vienen haciendo. Lamentablemente en ese rubro de «ovejas negras», insensibles, se encuentra el gobernador regional de Ancash Juan Carlos Morillo.

Morillo recién reapareció esta mañana, a casi una semana de la expansión de esta pandemia, con un despliegue de cámaras, entregando apoyo. 

Más que apariciones solitarias esporádicas y  mediáticas, se necesita una acción integral, conjunta, como parte de una política de prevención, atención y respuesta a fenómenos como el COROVID-19. Lamentablemente, no se conoce alguna acción a ese nivel. Morillo no da talla ante este escenario. 

Por ejemplo, se conoció esta mañana, que el  MINSA puso a disposición de los gobiernos locales, 26´245,986 millones de soles, (RM N° 96-2020-MINSA) para que puedan usarlo. Previamente, deben presentar su PLAN REGIONAL REGIONAL DE REFORZAMIENTO DE LOS SERVICIOS DE SALUD Y CONTENCIÓN DEL  COROVID-19 ojalá, el gobierno regional de Ancash logre asegurar, el monto que le corresponde, pero contaremos con el referido Plan Regional?. 

La población necesita ver a sus gobernantes, liderando esfuerzos, movilizando a sus directores regionales, visitando hospitales, tomando decisiones junto a sus funcionarios, motivando, levantando la moral. Educando con el ejemplo. Ni lo uno ni lo otro.

Valgan verdades, en los últimos 30 días, el gobernador regional Morillo no aparece en la sede regional.
Viajó a Alemania el 26 de febrero, retornó luego de 12 días, apareció públicamente en tres oportunidades y, desde la declaratoria de Estado de Emergencia Nacional desapareció literalmente, hasta esta mañana.  Nadie quiere un gobernante así. 

Facebook Comments
Comparte esta noticia:
error2
Tweet 20