SU PRIMER AÑO

El primer año de gestión, puede compararse con la primera clase de un docente, cuando los alumnos «evalúan» qué dice, cómo habla, cuáles son sus posturas, cómo transmite el contenido de su sesión, etc. etc.

Esa misma postura adoptan los pobladores con su autoridad, sea municipal, regional e incluso nacional.

¿Qué es lo que hemos visto en este primer año?. Una simple pincelada a modo general, pues habrá tiempo para verlo por cada dirección regional, concluye un futuro nada alentador.

Muy modesto. Hubo más desaciertos que aciertos. Nada que nos pueda presagiar que la situación cambiará, como lo prometieron en campaña electoral.

A nivel regional,  aún no conocemos una agenda regional que marque la pauta del norte inmediato y a largo plazo que queremos lograr. Para ello, el consejo de coordinación regional, conformado por los 20 alcaldes debe ser el puente transmisor para llegar a los 164 distritos de la región. ¿Cuántas veces se habrá reunido y qué acuerdos habrán tenido?.

A nivel provincial de Huaraz, la cosa parece más preocupante. Dos gerentes municipales en un año, y varios cambios en las gerencias de línea no garantizan una estabilidad y continuidad en la gestión.  El equipo de trabajo del alcalde aún no logra consolidarse.

En Independencia, antepusieron una agenda proselitista antes que municipal. Le hacen creer a Fidencio Sánchez  que es un líder regional y se debe recolectar firmas para su movimiento político regional «FideAncash».  Esta situación le viene trayendo un problema, por cuanto está distrayendo su tiempo en una utopía, amén de los recursos municipales y personal que se estaría usando. Ya hubo denuncias sobre este tema.

Cuidado, pasó un año,. miren por sus cuatro costados qué hicieron y qué falta por hacer. La población puede tolerar un primer año de excusas cuando echan la responsabilidad a la «gestión anterior», pero dos años con el mismo canto de sirena, ya no.

Facebook Comments
Comparte esta noticia:
error0