CASO DEL PROFESOR WILKE RODRÍGUEZ: “CONDENARON A MI PADRE SIN PRUEBAS A 24 AÑOS”

¿Justicia” de la injusticia?. Diana Rodríguez Acuña es la tercera hija del profesor Wilke Ferreol Rodríguez Espinoza, quien fue condenado a 24 años de prisión, por el presunto delito de tocamientos indebidos, a cuatro de sus alumnas, del 5to grado “A” nivel primaria de la I.E. Nº 33230 de Huacaybamba.  Hubo la acusación, pero no fue corroborada en el proceso, según señala, exponiendo los argumentos, en defensa de su señor padre.

La denuncia se conoció en el año 2013 y desde aquella fecha, la familia vive un drama, por cuanto, se presentaron una serie de irregularidades, tal conforme, Diana Rodríguez expuso.

LOS HECHOS 

Los hechos se registraron el 06 de agosto del 2013, cuando el profesor Wilke Rodríguez, se encontraba revisando los cuadernos  de sus alumnos, cuando tres niñas pidieron permiso a los servicios higiénicos y retornaron llorosas. En ese interín, habrían hecho una llamada telefónica a la fiscalía, indicando haber sido objeto de tocamientos indebidos en el aula de clases. 

Ante ello, se produjo la intervención de la fiscalía, en la dirección de la misma institución.  Tres niñas, juntamente con sus madres, habían participado del acta de constatación. Luego de algunos días, una niña más, se  sumó a la denuncia. 

LAS INVESTIGACIONES 

Una vez, iniciado el proceso, se presentaron hechos irregulares, que Diana Rodríguez los pone en conocimiento. “Según la denuncia, los tocamientos habrían ocurrido en la misma aula, delante de los demás niños, lo cual es improbable. Además, nunca pasaron por las cámaras gesel  las niñas, para corroborar sus denuncias” indicó. 

Ya en el proceso, la psicóloga tampoco pudo responder ante el juzgado, los métodos que aplicó, con las niñas, para establecer la veracidad de sus denuncias.  

“No hubo mayores pruebas, cuando les preguntan a las niñas las circunstancias de los hechos, no precisan mayores detalles, pero hay un elemento que el juzgado no valoró en su momento, una de las madres hizo una denuncia similar, en el 2011 a un trabajador de la Municipalidad, el cual fue archivado, ese es un elemento que podría haber variado los hechos, pero fue ignorado” manifestó. 

La familia del profesor Wilke Rodríguez Espinoza, también presenta una prueba que nunca se tomó en cuenta, como la manifestación de una de lasd madres denunciantes en su momento, con su hija en el 2018, cinco años despuiés de los hechos. “Tenemos el acta de su manifestación, donde se retractan, indicando que ellos solo se limitaron a firmar un documento, de la Fiscalía de la Familia, donde solo decía todo lo que debíamos decir” señala Diana Rodríguez. 

Otro hecho, que debe merituarse, es la relación entre la fiscal que formuló la acusación, con el  presidente de la Corte Superior de Justicia de Huánuco. El proceso, se desarrolló tanto en la región Huánuco, luego la Corte Superior de Justicia de Ancash, donde la Sala Mixta Descentralizada condenó a 24 años de prisión.  

Diana Rodríguez, viene librando una dura batalla legal, en defensa de su padre. Presentaron memoriales de respaldo a su padre, tanto de docentes, padres de familia, certificados de su trayectoria de 30 años sin resultados positivos. “Voy a limpìar el nombre y apellido de mi padre. No puede ser que con tan solo una llamada prácticamente anónima, hayan frustrado la carrera de mi padre, sin investigar y contrastar las pruebas. La sentencia judicial, solo es una copia de la acusación fiscal, no le dieron el beneficio de la duda, es una injusticia la condena a 24 años” reitera.

Facebook Comments

Deja una respuesta