CONGRESISTA JHOSEP PÉREZ: “LA MENTADA DE MADRE FUE PARA MÍ”

De su propia autoría. El congresista Jhosep Pérez Mombela, ensayó una excusa, sobre el censurable incidente que protagonizó, cuando lanzó una frase denigrante al presidente de la república. El parlamentario, escribió en su cuenta de facebook:

Desde el 9 de julio del 2020 la Comisión de Ética del Congreso de la República acordó por unanimidad iniciar la indagación preliminar de oficio por los hechos registrados en la sesión virtual del pleno realizado el 5 de julio 2020, en la que se interrumpe la intervención de un congresista y se escucha una palabra soez (con el micrófono activado).

No es hasta el 29 de julio del presente (hace dos días) que me envían la documentación de dicha Comisión en la que informan que, el Área de Grabaciones y el Área de Transcripciones, comunican que de acuerdo a los videos obtenidos de la plataforma Microsoft se observa el uso del micrófono de los oradores a través de cambios de color en el recuadro que contiene sus iniciales y nombre reflejando un parpadeo, el cual obedece a la detección de la intensidad sonora. En el presente caso, corresponde a las iniciales de mis nombres y apellidos.

Según el Área de Transcripciones, se ha determinado que fue un congresista al que describen como “el señor”, esto porque no pudieron identificar de quién se trataba la voz. “El señor” dijo: “hasta Vizcarra (¿?) quedar sin inmunidad, se cagó, concha su madre (¿?). Queda claramente establecido que la supuesta frase agravatoria no estuvo dirigida directamente a la persona del presidente de la República, más bien fue una frase vertida para sí mismo, propia de un lenguaje coloquial, es decir, recriminándose a sí mismo por la sorpresa causada. En ninguna parte de esa desafortunada frase se escucha el adjetivo “ese”, que es el adjetivo que expresa proximidad de la persona con quien o de quien se habla. Eso confirma que la expresión fue pronunciada para sí mismo.

Si me preguntan por qué no hice la aclaración antes, pues debo decir que estaba seguro de que una frase que me decía a mí mismo no iba a tener tanta relevancia ni repercusión en estos momentos tan desafortunados para el país por la pandemia y la crisis económica; un país donde el ciudadano espera ver debate sobre políticas esenciales para la vida; un país donde nuestros actos están construyendo más que cualquier palabra. Este suceso, sin embargo, nos hace repensar en nuestros comportamientos y actitudes y nos pone en la palestra para mostrar el trabajo que venimos haciendo, en especial en Ancash

Facebook Comments