CRISIS EN EL HOSPITAL “VRG”, TRAS RENUNCIA DEL DOCTOR CARLOS LOARTE

Renuncia irrevocable. Luego de permanecer cinco meses en el cargo, renunció a la dirección del Hospital “Víctor Ramos Guardia” el doctor Carlos Loarte López, quien asumió el cargo el 4 de abril, caso a 20 días de iniciado el Estado de Emergencia Nacional. 

Tuvo en sus hombros una delicada responsabilidad de enfrentar la terrible pandemia en el Hospital “VRG” donde  se desempeña como jefe de UCI, como médico intensivista, es uno de los más capacitados en su rama. Sin embargo, el reto que le esperaba era complejo y difícil, en la medida de que, muchos componentes en la atención a los pacientes,  van más allá de la buena voluntad del director. 

El soporte debió debió llegar desde el Gobierno Regional, con la Planta de Oxígeno, que hasta el momento solo existe en el papel, asimismo presupuesto oportuno para la contratación de profesionales, y los equipos de protección personal EPPs.  Estos elementos fundamentales para una adecuada respuesta a nivel de Hospital referencial, no llegaron como se esperaba, mientras ellos sucedía, nuestro hospital continuaba recibiendo pacientes del Callejón de Huaylas y Zona de los Conchucos. En esas condiciones, ¿quién puede trabajar?. 

Puede existir voluntad, deseos de servir, vocación de trabajo. Las guerras se ganan con buenas arma y audaces  estrategias, hay que tenerlo presente, estamos en guerra con un enemigo invisible que es letal, entonces hay que actuar con esos dos elementos; buenas armas y estrategia inteligente.  Todo depende del gobierno regional, pero en este escenario, tampoco las cosas están claras, con una acefalía evidente, por la delicada situación de salud del gobernador regional. 

Tenemos en frente, a la gerente general regional Gina Gálvez, encargada de la gobernación regional, una funcionaria golondrina que  apenas va conociendo la realidad.  Nos esperan horas y días cruciales en el Hospital “VRG” hasta la designación del nuevo director y subdirector. Que Dios nos ayude. 

Facebook Comments