LA UNASAM, ¿PERDIÓ EL RUMBO?

Preocupante. El rector Julio Poterico, nadó muy bien mar adentro, pero se está ahogando en la playa. Vamos por el comienzo. En la historia de la UNASAM quedará como el primer rector que llegó al sillón, por elecciones universales, con un respaldo democrático. Una vez instalado en el despacho, comenzó a trabajar y ordenar la casa. Su bandera fue la internacionalización de la universidad nacional “Santiago Antúnez de Mayolo” y revertir el dañado prestigio de la casa universitaria. Se plantearon cuatro ejes de desarrollo y por fin, la universidad de todos los ancashinos comenzó a despegar, con las debilidades propias de una gran universidad, pero había un norte al que había que alcanzar, algo que sus antecesores no lo habían planteado con claridad, hasta lograr el licenciamiento. ¡Fue lo mejor!

Una valiosa experiencia, sin duda fueron los convenios con las Comunidades Campesinas. Fue extraordinariamente valioso los puentes que tendió la UNASAM a favor de los hijos del campo. En la actualidad, tenemos jóvenes procedentes de diversas comunidades, formándose en las aulas santiaguinas. Somos de aquellos que creen, que lo bueno debe seguir, por esa razón, las próximas autoridades deben continuar con este paso importante que se dio. Mejorarlo y replicarlo a nivel nacional. 

Sin embargo, en los últimos meses, la  pandemia desnudó una clamorosa realidad. Lo bueno que se hizo, se está borrando con el codo y nos remitimos a los hechos, que grafican por sí solo, cualquier excusa. Estamos transitando la quincena de agosto y nadie sabe con certeza cuándo se iniciarán las clases semestre académico 2020-I. Los alumnos dieron un ultimátum para el 17 de agosto, pero esa fecha está a la vuelta de la esquina. No existe información oficial. El rector y los vice rectores, apelan a la política del avestruz. 

Se suma ello, la supervisión que acaba de realizar SUNEDU, sobre el servicio educativo no presencial. Son 16 observaciones que dejó este ente, comprendidos en cuatro componentes; 1.-Planificación de la adaptación no presencial, 2.- Gestión de la adecuación no presencial, 3.-Soporte tecnológico 4.-Propuesta Pedagógica. En todas ellas, se reitera la palabra “no existe” “no se ha evidenciado” “no se ha identificado”, en términos lacónicos, ¡no se hizo nada!

Están de por medio 7 mil alumnos perjudicados, algunos están con un pie afuera de la UNASAM, pero tienen pendiente un curso. Tienen que esperar. 

Los hechos grafican lo que sucede en la UNASAM universidad licenciada, pero que no puede resolver un tema que debió comenzarse apenas iniciada la cuarentena, el inicio de clases remotas. Por esa razón, surge una pregunta valida y pertinente, ¿La UNASAM perdió el rumbo?. 

Usted, tiene la respuesta.

Facebook Comments