CICLO VÍA, NUEVO ENSAYO EN HUARAZ

Fue una mañana de agosto 1996 cuando se atentó contra las bermas centrales y árboles de la avenida Luzuriaga, desapareciéndolo ante la sorpresa de todos. El alcalde de aquel entonces, Jorge Moreno Quiroz, retornó luego de varios días de Ayacucho y no convenció con sus explicaciones.

Desde aquel entonces, muchos experimentos se han realizado en la avenida más transitada de la ciudad, como el sentido del tránsito vehicular de sur a norte o viceversa. Cada alcalde que ingresa realiza cambios según su humor. Por ejemplo, puede advertirse que los semáforos no concuerdan con el sentido del tránsito vehicular.

En las vías paralelas (San Martín y Bolivar), hasta hace un par de meses, los vehículos recorrían en ambos sentidos, hoy solo lo hacen de norte a sur y de sur a norte, respectivamente.

No terminamos de acostumbrarnos a estos “cambios” y ahora irrumpe otro experimento, el proyecto de la ciclo vía. ¿Puede ser viable, cuando la infraestructura que tenemos, no lo permite, por sus características de ancho y longitud? El proyecto en referencia, aún no se entrega formalmente, pero viene trayendo muchos problemas, para todos. Así concebido, será una inversión al agua por el costo-beneficio. Tampoco soluciona nada.

La avenida Luzuriaga y las demás, donde se aplique este proyecto, se han convertido en cuellos de botella, caotizando el tránsito.

Lo que necesitamos son nuevas vías y no, asfixiar las pocas que tenemos, con proyectos sin fundamento técnico. ¡Qué manera de realizar inversiones ociosas, dinero de todos!

Facebook Comments