CONFESIONES DEL HIJO DE JUAN GARRO PALACIOS: “SEGUIR EL EJEMPLO DE MI PADRE”

El adiós. Cuando el sol se despedía y dar paso al ocaso, los restos fúnebres del maestro y dirigente sindical Juan Antonio Garro Palacios, fueron enterrados en el cementerio general de Recuay. Hasta allí, se dieron cita sus compañeros de trabajo y docentes de la provincia, para darle el último adiós. Fueron varias semanas, que la familia vivió con los temores naturales desde el 13 de setiembre, donde  fue trasladado a la ciudad de Trujillo. 

 

Prensahuaraz se comunicó con Ludver Garro Rondán, hijo del extinto, para corroborar capítulos de la agitada vida de Juan Antonio Garro Palacios. “Mi padre fue un hombre que buscó siempre la justicia social, antes de ser docente y cuando lo fue” nos señala. 

Recuerda que estuvo en varias jornadas de protesta como dirigente de los vendedores de la avenida Fitzcarrald antes de su reubicación. Esta misma acción, también lo hizo como dirigente de la Comunidad Campesina de Pampachancha en su natal Recuay. Ludver, También recuerda a su padre como dirigente del magisterio en varios de sus niveles. “No por algo fue dirigente provincial, regional y nacional del SUTE-CONARE “ evoca. 

En su reflexión, también se encuentra un pasaje duro que le tocó enfrentar como persona y dirigente magisterial, cuando el año 2014 fue detenido juntamente con otros dirigentes magisteriales a nivel nacional, acusado de “terrorismo” y el papel que habrían jugado algunos dirigentes regionales y nacionales -paradógicamente- en complicidad del gobierno de turno.

“Entendemos que fue una represalia o venganza en el peor de los casos, por haber desarrollado su labor de liderazgo en las huelgas magisteriales, con informaciones que algunos dirigentes brindaron. Fue muy duro para mi padre en lo personal pero también familiar” expresó. 

Ahora que partió en el viaje sin retorno, desea fervientemente que la figura de su padre permanezca ahí, como una persona que siempre buscó la justicia social y nada más, culminó.

Juan Garro Palacios (qpddg), también logró en vida una segunda profesión. La fotografía, corresponde al año 2019 durante su colegiatura. La vista con uno de sus hijos tras recibir su colegiatura en el Colegio de Abogados de Ancash.

Luego de su partida, las redes sociales se inundaron con mensajes de reconocimiento a la figura de quien en vida fue Juan Garro Palacios, docente y abogado de profesión. 

Facebook Comments